Perder peso y ejercicio físico

Ejercicio físico en pacientes con sobrepeso y obesidad

Como ya sabemos, existe una fuerte asociación entre el sedentarismo y bajos niveles de actividad física con el aumento de la incidencia del sobrepeso y  obesidad.

Durante el confinamiento producido por la pandemia, al tener más limitada la posibilidad de realizar ejercicio físico,  la población española aumento de peso de 3 kg de media en un periodo de 2 meses.

Este aumento del sedentarismo durante la pandemia ocurrió tanto en adultos como en niños. Mucho tiempo en casa, pocas salidas los fines de semana, cierre de los gimnasios…, han creado unas condiciones poco favorables para llevar una vida activa físicamente.

Ventajas que aporta el ejercicio físico a nuestra salud

  • Favorece la pérdida de peso, que se verá potenciada si lo combinamos con una alimentación adecuada (planificada por un nutricionista para que su efecto sea el adecuado)
  • Ayuda a mantener el peso perdido
  • Mejora el perfil lipídico (colesterol, triglicéridos)
  • Optimiza la glucosa y el control metabólico en las personas con diabetes
  • Regula la presión arterial en hipertensos
  • Disminuye el depósito de grasa abdominal y mejora la composición corporal aumentando la masa magra, especialmente si se asocia a ejercicios de fuerza o resistencia.
  • Mantiene la masa ósea mejorando la artrosis y la osteoporosis
  • Induce sensación de bienestar, aumenta la autoestima y disminuye la ansiedad y depresión

El nivel de actividad física adecuado a realizar dependerá de distintas variables como nuestra edad, estado de salud y condición física previa, pero podemos establecer unas recomendaciones tipo, que deberán ser adaptadas a cada persona por un profesional.

Sería recomendable en pacientes con sobrepeso una actividad física diaria de 45 – 60 minutos, una vez perdido el peso, para mantener la pérdida deberíamos incrementar el tiempo a 60 – 90 minutos diarios de actividad física moderada.

La ADA (American Diabetes Association) recomienda que hay que animar a todas las personas, incluyendo a los diabéticos, a que reduzcan el tiempo en que permanecen sedentarios, evitando estar más de 90 minutos seguidos sentados.

Si juntamos el efecto de un nivel óptimo de actividad física con una dieta adecuada planificada por un experto nutricionista, se conseguirá una mayor mejoría en todas las ventajas señaladas.

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp